domingo, 2 de junio de 2013

Canciones de Bond

Medio nada que ver con nada y fuera de término, pero el otro día estaba en el auto escuchando la radio y pasaron el tema de Adele para la última película de James Bond, Skyfall. Ya la había escuchado pero no le había prestado mucha atención. Las canciones de Bond pertenecen a una categoría especial de música. Como las películas de Bond, tienen sus propias reglas. El drama en la orquestación, letras sin mucho sentido pero que parecen pasar mensajes relevantes sobre la vida y la muerte, la auto-referencia al tema de Bond. Y un poco de queso rallado encima, que una canción de Bond sin un toque de mersada no es una buena canción de Bond.

Es una categoría que nos ha dado grandes clásicos. Como Goldfinger, de Shirley Bassey, A View to a Kill de Duran Duran, o You Only Live Twice, de Nancy Sinatra. E incluso un treintañero Paul McCartney cantando "Cuando eras joven y tu vida era un libro abierto, solías decir "viví y dejá vivir". Pero si este mundo siempre cambiante te desespera y te hace llorar, decí "viví y dejá morir"" en "Live and Let Die".

Pero que en estas últimas dos décadas no había producido canciones memorables. Casi como si no les importara más. De 1990 para acá, las canciones de Bond varían entre lo casi bueno (Sheryl Crow cantando Tomorrow Never Dies), lo malo (Garbage, The World is Not Enough) y lo insufrible (Madonna, Die Another Day), pasando por lo olvidable (Tina Turner, Goldeneye) y lo inexplicable (Chris Cornell, You Know My Name).

Como todo en la música, no es posible crear una teoría científica de qué es lo que hace que un tema sea un digno Bond y otro sea pura basura. ¿Por qué Skyfall ya huele a clásico, y Lulu logra con The Man With the Golden Gun competir con Madonna por el título de peor canción de Bond de la historia? Uno pensaría que la cantidad de queso rallado tiene que ver con el resultado... pero hay buenas canciones de  Bond con poco queso, como la de Nancy Sinatra, y con mucho queso como la de Carly Simon, Nobody Does It Better. Bueno, y en una categoría aparte está Tom Jones, que le tira un tambo entero de grasa de cerdo rallada y logra salir con la suya con Thunderball (pero bueno, es Tom Jones, y como a Sandro uno le perdona TODO).

Es verdad que Adele tiene casi todos los elementos que mencioné en el primer párrafo y eso ayuda: el drama en la orquesta introductoria, una letra que no hace ningún sentido pero con toda la mística y toda la épica (Let the skyfall when it crumbles, we will stand tall and face it al together at skyfall). No habla específicamente de vida y muerte pero hace referencias grandilocuentes al tema (This is the end, hold your breath and count to ten. Feel the earth move and then hear my heart burst again). Tiene las obligatorias referencias a los Bond del pasado (un poco en el 1:55 y bastante a partir del 3:55) y la cantidad necesaria de queso (la parte en el 3:15, y ese final sobreactuado). Pero Tina Turner mezcla los mismos elementos y le salió un menjunje insípido...

Masí, todo esto es muy subjetivo, quizá algún lector exacerbado fanático de Madonna se me indigne y encuentre maligno plan para dividir y para crispar, fans de Madonna contra fans de Adele, argumentando que Die Another Day sería muy superior a tal o cual. Yo igual opino de que uno de los secretos es que el tema tiene que ser esencialmente una buena canción de Bond. McCartney da en el clavo porque se pone en el papel, Live and Let Die es una canción de Bond interpretada por McCartney, y no una canción de Sir Paul para la película de 007. Y lo mismo con A-ha y The Living Daylights. Y en ese rubro creo que también Skyfall es la mejor canción de Bond de las últimas décadas. 

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, el de adentro que opinás sobre que hayan reemplazado el examen de Cultura para el ingreso al ISEN? En lo personal se te había hecho muy difícil cuando lo tuviste que rendir? Cuánto tiempo estuviste y cómo aproximádamente preparándote y estudiando para entrar al ISEN?
Desde ya saludos
C

Teodorico dijo...

Hace unos días vi Skyfall. La trama arrancó bien, para ir decayendo de a poquito. No voy a decir en qué cosas para no spoilear, pero de las "nuevas" de Bond, me pareció la más flojita.

El problema es que desde que pusieron a Daniel Craig, están buscando la manera de relanzar al personaje sin éxito. Casino Royale me gustó mucho, pero marcó el principio de una serie de fallas en la pretensión de insertar al personaje en el contexto mundial de hoy.

En realidad eso ya se había visto en la última de Pierce Brosnan: los nuevos villanos eran los norcoreanos, está bien, pero de eso a ponerlos como centro de un complot para adueñarse del mundo (con ayuda cubana) era muy poco creíble.

¿Es posible un James Bond del siglo XXI? Yo creo que si, pero viendo las de Craig es urgente buscar una manera de hacerlo sin caer en la cantinela del terrorismo estereotipeado por EEUU: ya sean los mega-atentados de la era Bush o los whistleblowers informáticos de Obama...

Deng Xiaoping dijo...

Con el perdón de EDA, aprovecho este espacio para consultar una inquietud con quienes casualmente vayan a leerla.

La semana que viene tenemos el coloquio. Es la segunda vez que me presento y la vez pasada me desconcertaron con una pregunta a la que todavía no sé muy bien qué responder: "¿qué creés que podés aportarle a la Cancillería?". Investigué todo lo que pude sobre qué es lo que efectivamente hacen los que entran, pero el secretismo y la endogamia extrema de los felices afortunados no ayudan a que los ansiosos "aspirantes" podamos imaginarnos en qué nos estamos metiendo. Por eso me resulta realmente difícil saber qué puedo aportarle yo, pobre mortal, a la divina y misteriosa Cancillería. ¿Alguna recomendación para abordar el problema? La vez pasada intenté apoyarme en mi formación profesional, pero quizás conociendo en qué consiste el día a día de los jóvenes diplomáticos podría dar una respuesta más sólida.

Mazingerkid dijo...

Pasando un poco el plumero y abriendo las ventanas para sacar el olor a humedad de este blog, que supo ser de religiosa consulta para todos los aspirantes a diplomáticos.
Una vez más reclamo la aparición con vida de EDA!!!

PD: Entré =)

Esteban Verna dijo...

Enganché este blog hace un par de meses y sigo sin ver una entrada nueva... en fin, leer los posts de este sitio convirtió a la carrera diplmática en una posiblidad para mi.

el de adentro dijo...

Bueno, como verán sigo vivo, aunque más quieto que de costumbre. Felicitaciones Mazinger, aunque a esta altura ya estás en el segundo semestre del ISEN.... Esteban, me alegro que este bloj siga sirviendo para algo a pesar de mi silencio. Deng: creo que hay muchos lectores que te pueden ayudar más que yo, que dejé mi juventud en el espejo retrovisor junto con la de Kiciloff...