domingo, 15 de enero de 2012

Todo es cultura

Antes de empezar con el tema de este post, les quiero recomendar muy enfáticamente la lectura de "El prisma del lenguaje", del lingüista israelí Guy Deutscher, uno de los libros más interesantes publicados en castellano durante el 2011. El argumento se enmarca en la vieja discusión (casi tan vieja como la Torre de Babel) sobre el lenguaje y la cultura. En la actualidad, a partir de la obra de Noam Chomsky, predomina la visión de que la adquisición del lenguaje es un proceso natural (el llamado innatismo) y la existencia de una gramática universal. Deutscher trata de desandar ese camino y mostrar que el lenguaje que hablamos (nuestra lengua madre) tiene una gran influencia en la forma en que entendemos el mundo que nos rodea.


Y esto se enmarca en un debate con amigos sobre la importancia de la cultura en nuestra polex, y los distintos usos que puede tener la cultura argentina a la hora de avanzar nuestro interés nacional. Como siempre, el diablo muchas veces está en las definiciones. Por ejemplo, ¿qué es cultura? Deutscher empieza con tutti, mostrando que la misma definición de cultura tiene un importante aspecto cultural. Para ello, toma los cuatro idiomas más importantes de Europa Occidental y saca de diccionarios la definición para cada uno de los distintos idiomas. Del Diccionario Chambers (inglés), extrae la siguiente definición de culture:


Cultivation, the state of being cultivated, refinement, the result of cultivation, a type of civilization (exquisitez, el estado de ser culto, refinamiento, la consecuencia de ser culto, un tipo de civilización).


El Diccionario Störig (alemán) define kultur como:
Gesamtheit der geistigen un künstlerischen Errungenschaften einer Gesellschaft (la totalidad de los logros intelectuales y artísticos de una sociedad).


En francés, el Diccionario ATLIF presenta la siguiente definición de culture:


Ensemble de moyens mis en œuvre par l'homme pour augmenter ses connaisances, développer et améliorer les facultés de son esprit, notamment le jugement et le goût (conjunto de medios utilizados por el hombre para aumentar sus conocimientos, desarrollar y mejorar las facultades de su espíritu, en especial el juicio y el gusto).

Y en nuestro idioma, el Diccionario de uso del español de María Moliner aplica la siguiente definición de cultura:


Conjunto de la actividad espiritual de la humanidad.


El argumento de Deutscher es que cada una de las cuatro definiciones de cierta forma logra confirmar los estereotipos existentes sobre estas cuatro grandes culturas europeas: una elegante pero evasiva lista de sinónimos en inglés, precisa y concienzuda en alemán, pomposa, idealista y formalista en francés, y amplia y espiritual en español.


Pero cuando hablamos de la importancia de la cultura en nuestra polex, y la importancia de mostrar al mundo nuestra argentinidad, estamos hablando de algo más amplio que una definición de diccionario. Estamos hablando de cultura en un sentido antropológico, como fuera definida en 1871 por el antropólogo inglés Edward Tylor en su libro "Cultura primitiva":


En un sentido etnográfico amplio, (cultura) es esa compleja totalidad que incluye conocimiento, creencia, arte, moral, derecho, costumbre y todas las capacidades y costumbres adquiridas por el hombre como miembro de la sociedad.


Entonces promocionar la cultura argentina no se limita a llevar al mundo nuestras manifestaciones artísticas. No se trata simplemente de auspiciar un concierto de Marta Argerich, organizar un campeonato de tango, hacer un discurso de apertura en una mesa redonda sobre Borges o hacer campaña en Hollywood para que "El Secreto de sus Ojos" sea vista por más votantes de la Academia. Tampoco alcanza con la utilización de Messi o del Che Guevara como símbolos de nuestra argentinidad.


Se trata de cierta forma de representar para el exterior la totalidad de la obra de transformación de generaciones de argentinos con la materia prima que la naturaleza nos ha brindado.

11 comentarios:

Comandante Cansado dijo...

Me encantó. Y a propósito:¿sabe si el presupuesto cultural para promoción cultural en las embajadas sigue siendo de cero, como era el caso según me dijo el cónsul hasta hace un par de años? Abrazo.

Mazingerkid dijo...

Me diste ganas de leer el libro de Deutscher. A veces leo tus posts y me da la impresión de que en materia de política exterior está todo por hacerse. A seguir estudiando para el ISEN que este es mi año !

Serenity dijo...

Pero en sentido antropológico también es cultura argentina los wachiturros, las bolufrases de Susana Gimenez , las bizarras discusiones entre menotistas y bilardistas o esas complejas disquisiciones entre "negros de alma" vs "negro de piel" que hacen muchísimos argentinos día a día. Algún canon maldito, una bara alguién va a poner o entra todo!

Anónimo dijo...

Todo muy estimulante. Pero...que hacemos con la Faillace?

el de adentro dijo...

Comandante querido: la cosa no es tan sencilla como "presupuesto cero" para promoción cultural. La realidad es que antes de la crisis del 2001, las Embajadas y Consulados recibían montos fijos para promoción comercial y cultural, y a partir del 2005 esas partidas se transformaron en algo que se llama "Infoges": son montos asignados por proyecto. La sede en el exterior todos los años tiene que pedir presupuesto para hacer cosas puntuales, y la Cancillería puede asignar otros montos para proyectos que son de interés de Buenos Aires. El hecho es que el sistema está muy bien aceitado en el caso de promoción comercial, pero para promoción cultural está medio en pañales... No sé si queda claro.

Mazinger: perdón por la impresión equivocada. No está todo por hacerse ni mucho menos: hay muchas cosas que funcionan bien. Lo que pasa es que, como todo en la vida, uno tiende a concentrarse en las cosas que aún faltan hacer, je je je. Fuerza para el 2012!!!!

Serenity: efectivamente, todo eso y mucho más (tacheros fachos, madres del paco, garcas del campo) es cultura argentina. Pero el rol de la política cultural es definir, de todo ese mar de conceptos, cuales son los que queremos mostrar al mundo. Es la política cultural la que tiene que definir esa barra.

Anón: yo en particular no pienso hacer nada con "la Faillace". Si alguien se prende / se anota / se entusiasma, les pido por favor que no sea a través de este bloj que ya suficiente problemas tengo como para que digan por ahí que ando promoviendo "hacerle cosas" a Embajadoras de la Nación....

Mazingerkid dijo...

Claro, imaginate si hicieras un blog poniendo solo los grandes logros del Servicio Exterior, seguro no se prende nadie ;)

Ahora el mangazo, cuando puedas y quieras mandate uno de esos posts clarificadores, o confundidores depende de como se lo mire, sobre como quedo la cosa después de los últimos golpes de tablero. Al estilo de:

http://eladentro-elafuera.blogspot.com/2011/12/el-regreso-del-secen.html

Para los que estamos afuera resultan sumamente (des)informativos, después de todo es un blog de servicios no? jejeje

Anónimo dijo...

Proyecto interesante este de la promoción cultural. Calculo que hay algunos ingredientes básicos sin los cuales no llegaríamos nunca a la cultura argentina. Un poco como analizar la personalidad de un ser humano, donde definitivamente tenemos que tener en cuenta aspectos claves como circunstancias familiares y socio-económicas, formación educativa y/o religiosa, rasgos psicológicos predominantes, etc. Se me ocurre que hay elementos de nuestra historia que son imprescindibles: arrancando desde la etapa precolonizadora, pasando por las guerras de independencia, formación del Estado, surgimiento de las masas, dictaduras militares, modelo económico predominante...hasta nuestros días.
No creo que Susana Gimenez, Fort, Maradona o tacheros fachos sean elementos constitutivos de nuestra cultura, sino meras representaciones de la misma.
Ojalá tengan éxito con el emprendimiento.
Beso enorme,
Flor

Comandante Cansado dijo...

Eldeadentro: así que así es la cosa... Qué pena que no lo supe antes (cuando estaba metido en organización de proyectos). Gracias igual, siempre es bueno estar bien informado. Igual, si no logro que me den los números de las elecciones acá me veo mal consiguiendo cualquier otra cosa, je. Un Abrazo.

el de adentro dijo...

Mazinger, la verdad es que no hubo grandes novedades. Estoy esperando que pase algo para poder escribir, je je je.

Flor: ojo que no es un proyecto, sino algo que se hace a diario hace décadas. Hay cosas para mejorar (como en todo), pero hay una Dirección General de Asuntos Culturales en la Cancillería, y también se hace promoción de industrias culturales.

Comandante: es tan complicado mejorar los números de las elecciones en el exterior. Uno hace un esfuerzo enorme para empadronar, pero después el día de la elección los votantes terminan yendo a EuroDisney....

Comandante Cansado dijo...

Ja. ¿Usted dice entonces que no me los dan por vergüenza?

el de adentro dijo...

Comandante, perdón, entendí cualquier cosa... cuando Ud. escribió "no consigo que me den los números" pensé que se refería a algo más complicado (por ejemplo, "a pesar de haber hecho campaña por el voto argentino en el exterior, solo votaron 25 ciudadanos. No consigo que me den los números"). No me imaginé que a esta altura seguía sin obtener los resultados de las elecciones. Voy a ver que puedo hacer.... Abrazo, EdA