martes, 2 de abril de 2013

Teleyoruba

Luanda es una ciudad divertida. Como buena metrópolis, siempre pasan cosas. Pero es una ciudad muy intensa, y a veces está bueno quedarse en casa. En casa, si no estoy tomando un curso acelerado de estalinismo, muchas horas me dedico a ver el canal yoruba de televisión. No, yorugua no, yoruba. No, no me voy a poner a explicar que son los yorubas. Hagan como hice yo la primera vez que vi esa palabra y la busqué en wikipedia.
 
Resulta que las películas en yoruba son una parte importante de la industria cinematográfica de Nigeria, Nollywood. Las películas nigerianas son increíblemente berretas. Los interiores son muy feos, las actuaciones un mamarracho, en exteriores el sonido es pésimo (se escucha todo lo que ocurre alrededor y el viento tapa las voces), la edición es muy poco profesional (los cortes de una escena a otra muchas veces no tienen lógica), la banda de sonido no acompaña el desarrollo de la historia, y así por delante. Pero todo eso lo ignoro totalmente, porque siempre me fascinan los guiones.
 
No porque sean buenos. Al contrario, generalmente son películas muy malas porque parten de guiones pobres y previsibles. Pero revelan formas de pensar y de encarar la realidad muy distintas a las nuestras. En las películas yoruba existen ricos y pobres, existen tramas amorosas, hay crímenes y cuestiones de dinero como en las nuestras. Pero en todas las relaciones, en cada twist de la trama siempre hay un gualicho de por medio. Para conquistar a alguien, para cerrar un negocio, para vengarse de una mala de novela, la solución es siempre la misma: consultar al baba (brujo) del pueblo y hacerle una encomienda.
 
  • Abowaba Laye, por ejemplo, cuenta la triste historia de Labake, enfermerita de pueblo, casada con un hijo de una relación anterior. Cuando se encuentra de casualidad con unas amigas que se fueron a vivir a Lagos, Labake se encandila con las luces de la ciudad y se inventa un curso de especialización en enfermería. Se prostituye, abandona y maldice a su familia, y cuando el hijo se muere le dice al (ex-)marido: "todo el vínculo que existía entre nosotros se terminó". Conoce a un tipo, un caballero que maneja un Mercedes Benz, y se enamoran. Cuando van a consumar su amor, el "caballero" la obliga a punta de pistola a lamerle una llaga supurada en la pierna. A los pocos días Labake se enferma, vuelve a su pueblo, consulta al baba que le dice "este gualicho es fuerte. No tengo poderes para enfrentarlo. Es para atraer plata". Y Labake se muere.
  • En otra película, un señor cambia a su hija por cinco baldes de pescado. Los baldes le vienen bien servidos.
  • Otra película cuyo nombre no grabé trata la historia de un estudiante universitario que afana libros de la biblioteca para venderlos. Una noche por accidente mata a un seguridad. Desesperado frente a la posible pena de muerte, el padre del joven va a visitar a la jueza que tiene la causa en su casa. El seguridad de la jueza lo deja entrar a cambio de quince mil nairas. El señor charla con la jueza, le explica su caso, y la jueza le recomienda que contrate a un buen abogado porque si queda probado que el hijo mató, morirá porque así son las leyes del país y no hay nada que ella pueda hacer. Entra la madre de la jueza y dice que "mientras yo viva, una hija mía no va a condenar a nadie a la muerte, leyes del país o no leyes del país". La jueza promete pensar, y le dice al padre que la llame en dos, tres días. El guardia le cobra otras quince mil nairas para darle el teléfono. En la corte se encuentran con una antigua novia del padre, que tuvo un hijo no reconocido de él. El baba le dice al padre que todos sus problemas derivan de un gualicho debido a un talisman que usó esa vieja novia la primera vez que se acostaron, y que para deshacer el gualicho él (el padre) se tiene que acostar de nuevo con la ex-novia mientras los dos rezan. La película termina con los dos en la cama en un mantra.
  • En una película de guerra, un grupo de mujeres decide tomar armas para defender a su nación. Aunque los hombres les dicen que sin experiencia no van a poder luchar, las mujeres contestan que "no necesitamos saber luchar, nuestros antepasados luchan por nosotros y nos dan sabiduría". Varios se convencen con ese argumento y les entregan las armas a las mujeres. Algunos siguen sin estar convencidos, hasta que el baba dice que los antepasados efectivamente luchan por ellas y entonces se terminan de convencer. Las mujeres ganan la guerra gracias a los antepasados que les indican la posición de los enemigos (que como son malos no tienen antepasados).

Nadie entiende como puedo pasarme casi dos horas viendo uno de esos bodrios. La verdad es que yo tampoco. No se los recomiendo, pero hay un montón en you tube.

4 comentarios:

Teodorico dijo...

Es que Bollywood se modernizó, ahora es careta. Hay que salir a buscar exotismo en otro lado.

Yemi Adeyemi dijo...

"Las mujeres ganan la guerra gracias a los antepasados que les indican la posición de los enemigos (que como son malos no tienen antepasados)".

Gran paréntesis, capo.

Ajax dijo...

Divertido lo de los babas. Habría que probar de consultar alguno.

el de adentro dijo...

Teo: igual al lado de los amigos yorubas, Bollywood es puro lujo asiático!!!! Careta o no, hay producción!

Yemi Adeyemi: gracias, yorubamigo!

Ajax: en eso estamos, en eso estamos!!!