viernes, 27 de agosto de 2010

Fortaleza, ¿Brasil?

Una interesante discusión se está planteando en la BEA (blogósfera económica argentina) sobre un tema muy caro al interés nacional argentino: la sustentabilidad macro de Brasil. Todo empezó con este post de Genérico en ESC, donde argumenta que el fuerte proceso de primarización de las exportaciones brasileras en los últimos años puede ser síntoma de enfermedad holandesa. Elemaco contestó con este post, donde alaba la robustez del modelo brasileño en base a la composición de las fuentes de financiamiento de su déficit de cuenta corriente. Para rematar, desde Los tres chiflados Larry mandó este interesantísimo post donde detalla el argumento de la burbuja.


La verdad es que no tendría que preocuparme mucho el déficit de cuenta corriente de Brasil. Digo, tuvieron superávit entre 2003 y 2007, las perspectivas para este año son de -2,5% del PBI, no es el fin del mundo. Además, viendo las cosas un poco más doñarosísticamente, es hasta justificable. Por lo menos están usando ese déficit para financiar crecimiento. En los '90 tuvieron déficit de c/c y bajo crecimiento. Hasta el 2006 tuvieron superávit y bajo crecimiento. 2007 y 2008 Brasil creció arriba del 5% por dos años consecutivos por primera vez desde el '85-86. Un poco de déficit en cuenta corriente no les viene mal.


Actualización: después Elemaco intentó una síntesis con el post de Larry, y terminé enganchado en una discusión sobre el crecimiento de Argentina y Brasil en los últimos 20 años... se ve que somos muchos los que no podemos con nuestros genios...