jueves, 21 de octubre de 2010

Cuentos de hadas

Había una vez en la Argentina un presidente justicialista que venía de gobernar su provincia del interior. Como buen PNA, este Presidente tenía un Vice-Presidente. Pocos años después, en aras de la continuidad del proyecto de transformación nacional encarado por este PNA en particular, el Vice-Presidente en cuestión decide postularse para gobernar la Provincia de Buenos Aires. Gana cómodamente. Pero vieron como es la vida en esta Confederación de Gobernadores Peronistas que llamamos Argentina. El gobernador en cuestión se sintió un primus inter pares, y empezó a tener aspiraciones presidenciales.


Los roces, que habían empezado poco después de la elección que los ungió PNA y Vice, se magnificaron. En un determinado momento histórico, las aspiraciones presidenciales de ambos terminaron por colisionar. Y el gobernador se terminó imponiendo al Presidente, y fue candidato presidencial. El PJ terminó quedando chico para abrigar dos egos tan inflados, y la campaña presidencial terminó siendo una guerra sin cuarteles entre el Presidente y el gobernador, donde en definitiva el gobernador se quedó con la candidatura, pero sin la Presidencia.


Ahora bien, ¿saben quién fue el gran beneficiario de esa lucha intestina que dividió el partido y redujo el caudal electoral del tradicional partido peronista? El jefe de gobierno de la C.A.B.A., que con la ayuda de su publicista estrella y de una facción disidente del peronismo, nos convenció por unos breves instantes que hasta un muerto puede gobernar la Argentina.


Pero bueno, la Historia nunca se repite, ¿no? Además, De la Rúa había sido un buen Jefe de Gobierno de la C.A.B.A. A diferencia del actual.

8 comentarios:

Chofer fantasma dijo...

En nuestro sistema de promoción de futuros gobernantes estamos fallando mucho.
Los presidentes se dedican a desparramar sal sobre su campo, para eliminar todo brote.
Lo que sobrevive, es un transgénico resistente al glifosato. Un yuyo que no puede llegar a filodendro. Maria Estela (fue presidente), Angeloz, Duhalde, a quien le toque ahora.
Y así, de otros espacios aparecen salvadores todo el tiempo, que tampoco son los mejores, pero no les queda mas remedio que encarnar "lo nuevo".

Anónimo dijo...

Estimado El de adentro,

son demasiados post para poder seguir el ritmo. O, al menos, mi ritmo es más pausado. Sigo con el anterior, el de diplomacia y relaciones internacionales.

Yo creo que los dilemas trágicos se dan cuando el avance de algunos valores del propio grupo humano pueden obtenerse a costa de apoyar a ciertos regímenes horribles pero que, por ejemplo, nos compran nuestros productos a buen precio. Venderle al país x que es un desastre en derechos humanos, por ejemplo.

Yo creo que ese es el límite en el cual el pluralismo se convierte en propio interés. Si todas las culturas pueden reclamar legitimidad, entonces al menos vendamos nuestros bienes a buen precio. Sin embargo, no sé me ocurre muy bien como se resuelven esos dilemas.

Creo también que la racionalidad de mantener siempre los canales abiertos reside en que la contingencia del mundo hace del futuro algo inescrutable, y por lo tanto, nunca es bueno ante la incertidumbre, dinamitar los puentes.

Ahora una última cosa: en cuanto a la idea de cultura y pluralismo, tiro la idea de un post: ¿cómo se ve la propia cultura al volver del primer destino?

Es pura curiosidad pero también un poco de deducción de la premisa de Sharp. Si poner entre paréntesis todas las culturas es un poco el tipo de pensamiento diplomático, ¿qué nace de poner entre paréntesis la propia cultura?

Un abrazo.

r.-

Comandante Cansado dijo...

Qué fuerza que tienen las formas literarias tradicionales para decir cosas, eh. Me encantó.

Anónimo dijo...

Interesante artículo. Chofer fantasma, me gusto lo de que sólo los yuyos sobreviven.
Una pregunta descolgada, alguien tiene idea de como fueron en general o en el máximo detalle posible las notas de la primera etapa del Concurso de Ingreso al Isen?
Acabo de encontrar este blog, espero poder participar más en el futuro.
Atte.
Pinolux.

el de adentro dijo...

Estimadísimo Chofer, lo noto amargo!!! Es verdad lo que Ud. dice sobre lo nuevo, pero es inevitable y sucede en todos lados y en todos campos de la vida. Lo nuevo siempre tiene olor rico a nuevo, como los autos nuevos...

R: esos dilemas que vos mencionás, más éticos que trágicos, por suerte se dirimen en la esfera política. Donde, btw, la Argentina tiene el mismo doble estándar que el resto de Occidente: le llenamos la cara de dedos al Primer Ministro de Guinea Ecuatorial pero buscamos la agenda positiva frente a Hu Jintao. Pero hay dilemas éticos individuales, como por ejemplo: ¿uno eligiría una dictadura como destino posible?

Respecto al regreso del primer destino, mi caso es atípico. Viví muy poco tiempo en la Argentina, así que creo que mi propia cultura es un paréntesis. Lo que sí te puedo decir, aunque es muy personal, que fue más fácil adaptarme a Japón desde la Argentina que adaptarme a la Argentina viniendo de Brasil...

Gracias, Comandante... también terminé contento con este post!

Pinolux: estás rindiendo? No escuché mucho pero escuché que las notas en Derecho y Economía fueron bajas en general. Suerte mañana en el Ensayo!

Anónimo dijo...

Estimado de Adentro: GRacias por la respuesta, efectivamente estoy rindiendo y por ahora tengo un buen promedio 8,25. Pero más allá de Rumores algunos dicen que con más de 8 se está seguro entre los 50 primeros (de esta etapa). La verdad es que no lo se, de todos modos es sólo para tener idea donde estoy parado, ya que todavía faltan al menos 6 notas (Coloquio x3, Ensayo x2 y Cultura) así que si me saco notas menores a 8 se complicaría o se haría imposible el ingreso mientras que si hago bien las cosas en estos exámenes, más allá de estar 50, 60 o 70 tengo chances. Cualquier información será bien recibida.
Muy bueno el Blog, espero poder colaborar!!!.
Respecto a los destinos que uno puede elegir, es verdad que no me sería agradable estar en un país con un pueblo gobernado por una dictadura, pero si un diplomático argentino tiene que representar el país, alguien lo debería hacer. De última se podría seguir al gran "HOMERO SIMPSON" y destruir el sistema desde adentro. (Es broma...:)

Atte.
Pinolux.

el de adentro dijo...

La verdad es que no escuché mucho sobre promedios, sólo casos individuales. También me dijeron que los temas del ensayo estuvieron muy marcados por cuestiones sociales. Suerte que falta poco, je je je, y las colaboraciones son siempre bienvenidas.

El tema de representar al país frente a dictaduras, es verdad que alguien lo debiera hacer, pero no tengo porqué ser yo. Destruir el sistema desde adentro es complicado por el temita ese de la no intervención en asuntos internos de otros Estados. Hay diplomáticos que hacen carreras latinoamericanas, otros sólo en destinos Revlon, otros marcados por el exotismo. Una vez una colega dijo alegremente "yo no podría ir destinada a África porque no me gustan los negros". Mis pretensiones son menores, mientras sea una democracia está todo bien...

Anónimo dijo...

Perdón, lo de tu colega que dijo que no iría a África porque no le gustan los negros, eso va para el coloquio? :)
Sinceramente yo tampoco iría a un país bajo una dictadura. Respecto a los destinos posibles de mi vida, me gustaría la variedad.
Por los exámenes, y si falta poco, todavía me están repiqueteando las preguntas del examen de cultura general.

Atte.
Pinolux