jueves, 10 de febrero de 2011

Ensalada de Frutas Progre

Podemos llamarlo Pomelo, porque es rezagante, rozagante, rosadito o lo que sea. Podemos decirle frutilla (rojo por fuera y blanquito blanquito por dentro) o sandía (verde por fuera, rojo por dentro). Podemos apodarlo maracuyá (amargo y soporífero).  O ananá (tiene escamas pero no es pez, tiene corona pero no es rey). Podemos mandar la fruta que querrámos. Pero la realidad es que en el 2011 el compañero Martín jugará el juego desde donde la jefa le indique - y no desde donde un puñado de blogueros opinemos que debe jugar. Ya lo dijo Kunkel: no hay mecanismos legales para impedir que un partido provincial apoye una determinada fórmula nacional.


Lo que no logro terminar de entender es si los que más le pegan a Sabbatella son los mismos que impulsan la fórmula Cristina-Martín, o si se trata de grupos distintos de personas. O la misma persona, en un distinto momento del tiempo. Estoy confundido.