martes, 5 de marzo de 2013

El valor de los símbolos

La verdad es que está muy bueno ser un diplomático argentino en Luanda en estos momentos. Eduardo Sguiglia habló del "capital simbólico" de la visita presidencial a Angola, y la verdad es que eso es muy palpable. Se puede decir que la Argentina está en el radar como un socio importante para Angola, lo que ayuda a abrir puertas en distintas áreas. Les doy algunos ejemplos concretos:

  • Hace dos semanas, en el cierre de un seminario sobre comercio exterior, la Ministra de Comercio de Angola anunció la apertura de representaciones comerciales en cinco países relevantes para el comercio exterior angoleño: Francia, Alemania, Argentina, Rusia y Emiratos Árabes Unidos.
  • No hay semana en la que no salga alguna noticia sobre Argentina y sus relaciones con Angola en el Jornal de Angola (único diario del país). Gobernadores provinciales hablando de las potencialidades de la cooperación con la Argentina en agroindustria, la participación del seleccionado de hóquei sobre patines en el Torneo de la Vendimia, artículos apoyando la postura argentina en relación a Malvinas, la próxima entronización en nuestro país de Nuestra Señora de la Muxima.
  • No hay reunión con representante del gobierno, del sector privado o de la sociedad civil angoleños en los que, cuando uno se presenta, no venga el inevitable comentario sobre la feria de productos argentinos, la visita presidencial o algun otro aspecto de los eventos del año pasado.
  • Varios colegas de otras Embajadas nos cuentan, con tono de sana envidia, de los informes que tuvieron que mandar a sus capitales recomendando seguir el "modelo argentino" para posicionar a sus países en Angola. El modelo argentino consiste en misión comercial multitudinaria acompañanado al Canciller o al Ministro de Comercio, y feria dedicada al país con visita presidencial en un espacio de tres meses para asegurar varios meses de cobertura periodística ininterrumpida.
Los resultados concretos uno los observa cotidianamente. Empresarios que vienen a Luanda a continuar los contactos iniciados en el 2012; empresarios angoleños que viajan a la Argentina a conocer a sus contrapartes o participar en ferias; acuerdos entre agencias públicas de los dos países para reforzar la cooperación en distintas materias (industria láctea, educación superior, calidad de medicamentos, medio ambiente); intercambios culturales (coproducciones de cine, viajes de músicos); angoleños interesados en hacer posgrados en la Argentina.

Por eso te da tanta bronca leer que ciertos medios argentinos sigan construyendo un universo paralelo en el cual la Argentina no tiene nada que hacer en Angola más que perder el tiempo. Como esta nota de La Nación de hoy, por ejemplo. Que no es toda mentira. Es verdad, por ejemplo, que las exportaciones argentinas a Angola cayeron en el 2012 en comparación con el 2011. El año pasado exportamos por un total de U$S 197 millones a este país, cuando el año anterior nuestras ventas habían sido de U$S 221 millones. Pero cuando uno empieza a desmenuzar los números, vemos un comportamiento interesante de nuestras exportaciones de mayor valor agregado.

Por eso veamos: ¿cómo se explica la caída de las exportaciones argentinas a Angola en 2012? Esta es fácil: son los aceites, estúpido. Entre aceites de soja y mezclas, en 2011 les vendimos U$S 81 millones y el año pasado fueron US$ 44 millones. La caída de U$$ 37 millones explica la caída global y sobran U$S 13 millones. Entonces la segunda pregunta es: ¿en qué se transformaron esos U$S 13 millones de aceite que nos dejaron de comprar? Y esta también es fácil: en manufacturas de origen industrial (MOI, la cereza de la torta de nuestras exportaciones). En 2012 exportamos a Angola un total de U$S 30 millones en MOI, lo que representó un crecimiento de 60% respecto a los U$S 19 millones exportados el año anterior.

Finalmente ¿cómo se compone ese crecimiento? En vehículos automotores, por ejemplo, pasamos de 1,7 a 5,5 millones de dólares. En bombas para líquidos y volumétricas, iniciamos ventas por 1 millón. En maquinaria agrícola pasamos de 0 a 470 mil dólares. En válvulas pasamos de 250 mil a 900 mil. En grupos electrógenos de 120 mil a 1,2 millones. Otro de los negocios de la misión, las viviendas industrializadas, vendieron 250 mil dólares en 2012. Y si uno lee con detenimiento los datos de exportaciones (no las quejas de los empresarios, que al fin y al cabo son humanos y siempre se van a quejar que la plata no les alcanza) se distinguen montones de pequeños nuevos negocios, ventas que antes no existían y que coinciden con rubros de empresas que vinieron a las misiones.

Yo entiendo que a los medios hegemónicos la realidad les importe muy poco, ya que tienen un relato para construir. Me acuerdo de grandes películas americanas de los ´70, como "Todos los Hombres del Presidente" o "Síndrome de China", en la cual intrépidos periodistas exponían las mentiras del gobierno a una población estupefacta. Y no puedo evitar sentirme un poco como un Robert Redford al revés: un intrépido funcionario público descubriendo indignado las mentiras que te quieren contar los diarios.

5 comentarios:

Alcides Acevedo dijo...

Ah bueno... esto sí que es "relato".
¿Las mentiras de la prensa? ¿qué mentiras?
Lo cierto es que las exportaciones BAJARON.
Eso a pesar de la "visita" de la presidenta y de una misión comercial "multitudinaria".
¿No califica eso como un fracaso?
¿Las nuevas exportaciones de maquinaria agrícola incluyen la famos casechadora Maag Mitos? tengo entendido que todavía se encuentra tirada y rota en Angola.

Por último, eso de que las "MOI" son la frutilla del postre es MUY discutible.
Por ejemplo, cada vehículo "nacional" tiene un 80% de componentes importados, por lo tanto hay que netear ese componente del valor final, cosa que no ocurre con los productos agrícolas que representan un ingreso genuino mayor.

La verdad es que resulta patético todo lo referente a la gestión comercial de este gobierno y me extraña mucho la poca repercusión que tuvo la noticia de la CAIDA de las exportaciones a Angola cuando la visita de Moreno y Cristina fue una de las principales noticias del año pasado.

Anónimo dijo...

Excelente post, amigo DeAdentro.

Solo unas palabritas sobre el comentario anterior, cuyo autor parece tener algunos problemas con la comprensión de textos.

Puesto que en el post se acepta que bajaron las exportaciones ("Que no es toda mentira. Es verdad, por ejemplo, que las exportaciones argentinas a Angola cayeron en el 2012 en comparación con el 2011"), no se observa qué es exactamente lo que refuta su excitada afirmación “Lo cierto es que las exportaciones BAJARON”.

Tampoco, dicho sea de paso, porqué se ponen entre comillas la palabra “multitudinaria” (supongo en fin que el concepto de multitud es relativo) y también la palabra “visita” (no habrá sido una visita” ¿?)

Lo que bien muestra el post es que revisando los números de cerca se pueden encontrar resultados prometedores en lo que refiere al comercio de bienes con valor agregado. Y, sí, las MOI tienen componentes importados, habrá que resignarse si uno quiere vender autos.

En fin, muy bueno el post, y arriba con el comercio y las zungueiras.
Abrazo,
Kind of Bluess

el de adentro dijo...

Gracias Kind Of. A veces me da fiaquita contestarle, pero igual... ¿te acordás cuando nos cagábamos de risa de los forristas de los demás? Ahora tenemos el nuestro propio...

joaquin dijo...

recien en 2015 jaa pude leer este interesante historia de Angola y su linda Embajada Argentina que una vez mas flamea en las costas de Africa. Yo estuve viviendo en la Embajada Argentina en Nigeria durante año cuando miu papa que lastimosamente ya fallecio fue Embajador en Abuja sin ser una costa como Lunada era un pais muy lindo y los problemas de la Embajada son tipicos de los paises de Africa sub shariana muchos problemas a la vez de infractuctura y del personal , pero tambien al mismo tiempo una gran paz tan alejados de la patria y ver flamear la bandera argentina en esos lares es muy emocionante .

盛豐 dijo...

辣妹美女寫真照片
辣妹護士俱樂部影片
麻辣視訊聊天網
龍筋保養油壓舒壓按摩
a片
a片寫真
通博
通博娛樂
通博娛樂城
娛樂城