martes, 7 de diciembre de 2010

El cable ese que trata de la posibilidad de que Cristina, viste,

Lo leí entero en su original, hace varios días. Me gustó, como análisis. Está medio complicado llegar a los links para leer los cables originales, así que linkeo una traducción al castellano hecha por la gente de Mundo Perverso. Coincido con la conclusión de Diego, es mucho mejor que los análisis disponibles en ese momento (julio de 2009) en la prensa vernácula. Por ejemplo, esa misma semana Grondona cacareaba en La Nación por el inminente fin de la diktadura.


No coincido tanto con la apreciación de Marlowe, el periodista amigo de Nilda, que en este muy buen post afirma que la diplomacia está en el banquillo. No sé, en un momento en el que el gobierno estaba muy golpeado y mismo los aliados dudaban de la capacidad del oficialismo de seguir marcando agenda con un Congreso contrario, mientras los medios de comunicación en general marcaban la agenda de un gobierno en decadencia, me parece que una Embajada que manda un cable donde concluye que esto del final anticipado del kirchnerismo es poco más que deseo de la oposición es una herramienta importante de política exterior. Para los EE.UU., obviamente.


Este titular de Página 12 resume la cuestión de forma casi perfecta: "Divertidos, pero no muy importantes". Sí, son poco importantes. Me parece que para enterarnos de cosas realmente nuevas e importantes tendríamos que tener acceso a material más restringido. Y sí, en muchos casos son divertidos. Confirman algunas sospechas, arrojan luz sobre ciertos episodios. Pero pueden ser más que divertidos.


Es verdad que fueron escritos por un salame de cuarta que no corta el bacalao (un el de adentro estadounidense, o un burócrata de turno, en palabras del Ingeniero). Pero también es verdad que te permiten pispear el adentro de la Embajada de EE.UU. en la Argentina. Entender un poco su campo de acción, sus perspectivas, sus hipótesis de trabajo. Por ejemplo, una lectura exhaustiva del cable ese que menciona el título te deja en claro un par de cosas: en primer lugar, no hay un punto o una frase en todo el cable que sugiera que a EE.UU. le podría convenir un final anticipado del mandato de CFK.


El título del cable es medio jugado. Pocos Embajadores argentinos autorizarían que salga un cable con ese título y con su firma hablando de un gobierno extranjero. Pero acá tengo que coincidir con Greg Week, a cuyo blog de política latinoamericana llegué a partir de este post del Escriba: en este post que trata de los wikileaks de México, opina que es positivo que la Embajada de EE.UU. esté discutiendo abiertamente temas preocupantes como la ubicuidad del narcotráfico en la sociedad mexicana.


En líneas generales, tiendo a coincidir con la apreciación de Jorge Asís sobre ciertos personajes que en presencia de funcionarios de La Embajada pierden el frenillo y "(n)o contienen el efecto de la argumentación precoz. Se hablan encima." Las relaciones entre países se basan en buena medida en el principio de no intervención en asuntos internos de otros Estados, y siempre hay una línea delgada entre el "opinar de la vida del otro" y el "meterse en la vida del otro".


No me parece que las Embajadas (ni las argentinas ni las de otros países) deban o vayan a dejar de hacer análisis de la política de otros Estados por culpa de estas filtraciones. El contenido de muchos de los cables es, esencialmente, altamente especulativo. Pero bueno, así es el análisis político. Acá y en EE.UU.

3 comentarios:

Waltério dijo...

Buen post!, estoy de acuerdo con ud. Decime, vos que has leído algunos docs de Wiki, hasta ahora encontraste alguno que pueda clasificarse como altamente riesgoso para la seguridad Nacional de EEUU?...

El hecho es que no puedo dejar de pensar que acá hay felino encerrado, pero tan sólo es pq soy algo conspiromaníaco... o algo así...
Saludos

Waltério dijo...

Señor del adentro, mire éstos videos de alta Conspiranomanía, alta muy alta. Estos tipos si que estan peor que yo..
http://mamvas.blogspot.com/2010/12/es-wikileaks-una-operacion-de-la-cia.html
Seguro se va a reír un rato.
saludos...

el de adentro dijo...

Walter, creo que nada de este nivel de confidencialidad puede poner en riesgo la seguridad de nadie. Digo, eran secretos a los que tenian acceso 3 millones de personas. Estuve mirando un rato lo de la conspiración de la CIA. Es buenísimo. Yo igual no soy un hombre de fe, así que me cuesta mucho digerir esas cosas, lo hago medio lento.