jueves, 23 de septiembre de 2010

Leuco es un pelotudo, pero la humildad no le viene mal a nadie

Gracias al bloj, puedo seguir esta novela minuto a minuto aún estando en Alemania. Bueno, minuto a minuto no, que la PNA me llega en dos semanas y tampoco puedo estar tan al pedo.


La única explicación que tengo para tanto espamento es que Leuco esté celoso porque Lucas se la quiere levantar a Agustina y no a él. Pero no sé, de última nunca se me ocurrió llevar a Tribunales a la gente que no se quiso acostar conmigo. Quizá como último recurso valga la pena, lo voy a probar.


¿Cómo que no hay onda? Si me hiciste ojitos toda la noche. Te voy a hacer un juicio. Me siento amenazado y vulnerado.


No creo que me pongan en la tapa de Clarín, pero si funciona, vamos para adelante. Todo recurso vale cuando uno va perdiendo los atractivos de la juventud - y no tiene una Maseratti para compensar.


Ojalá se me hubiera ocurrido antes. El martes, en la Viktoria Louise Platz, por ejemplo. Quizá la noche hubiera terminado de distinta manera...


Pero bueno. Uno también tiene sus valores, que serán pedorros pero son de uno. No me gustan, por ejemplo, los políticos que hablan de la muerte. Si querés privatizar, privatizá. Si querés estatizar, estatizá. Pero no hables de la parca. Que yo me asusto.


Si empezamos con la boludez de "Revolución o Muerte", "Patria o Muerte", "Tinelli o Muerte", le digo al colectivero "Parada, por favor, que me bajo en esta".


No lo conozco personalmente a Lucas Carrasco, aunque lo admiro. De sólo leerlo, me doy cuenta que es un pibe más inteligente y con los valores mejor puestos que el promedio. Pero eso, y estar del lado de los buenos, no te da derecho a un carajo más que a ser lo que sos, que uno no puede escaparse de si mismo.


Entiendo que toda la manada haya salido a defenderlo. Mi primera reacción fue la misma, aún sin ser parte de la manada. Y qué sé yo, creo que esperaba más de él que esto. Principalmente porque a la pelotudez de Leuco no hay que contestarle con justificativas.


Un pibe que un día puede escribir un delirio lisérgico como este, y al día siguiente hacer un análisis tan sofisticado como este, no lo necesita. Con reconocer el error y decirle al mundo que no está dispuesto a matar a nadie alcanza. Ni siquiera por una mina.


Con mis hermanos también se nos corre la cadena de vez en cuando y decimos cosas medio Micki Vainilla entre nosotros. Medio como catarsis ante las boludeces que uno tiene que escuchar en esta vida. En la privacidá de nuestro hogar, y sin oídos indiscretos que no nos conozcan y no sepan lo que realmente pensamos de frases como "hay que matarlos a todos" o "negros de mierda" o "puto del orto" o "vayan a estudiar/laburar, vagos".


Pero no te vayas, estúpida, que esto no termina acá. Porque acá le voy a dar la razón a Geraldinho, gente. Yo también al energúmeno lo prefiero callado.

6 comentarios:

Serenity dijo...

No creo que Carrasco tenga ni que disculparse ni aclarar nada, el post es obviamente de humor (tal vez ácido para algunos.)

Lo que me sorprende muchísimo de este culebrón es que habiendo estado más de una semana publicado el post, me resulta imposible creer que Leuco no lo haya leído completo, o sea, lo que me asusta es pensar que Leuco, Eliashev, Ruiz Guiñazu, Ricardo Kirschbaun, y otros deliberadamente hayan tergiversado lo de Carrasco, sería #elfindelperiodismo, o por neglicencia, o por mala fe.

Anónimo dijo...

Leuco no se cansa de mentir como dice Carrasco. Además qué cosa...Página 12 intentó localizarlo ayer y no lo pudo localizar...Miente protegido, periodista dependendiente no?Leuco es un mentiroso y pelotudo

el de adentro dijo...

Serenity: claramente el post es de humor. Pero es como hacer chistes de judíos, de putos o de minas conchudas. Todo bien, pero ¿es necesario?

Anónimo: plenamente de acuerdo, ahora ¿es necesario rebajarse a su nível?

Anónimo dijo...

Amigo de adentro,

vengo un poco atrasado con las lecturas. Espero perdone lo extemporáneo de los comentarios.

Sobre el post de embajadores políticos la autolimitación a 25 está en el Decreto Reglamentario de la Ley 20.957.

Además de decir que los embajadores políticos son una institución que existe en la gran mayoría de los SE del mundo recuerdo de la última estadística internacional que miré que nuestra proporción no era comparativamente tan alta.

Lo interesante, creo, sería analizar cómo es que algo (la diplomacia) mucho más cercano a una praxis que a una técnica podría reclamar con legitimidad los puestos más altos en el exterior. Eso estaba pensando para una ponencia el otro día. Creo que la respuesta pasa por entender a la diplomacia como un saber-hacer amasado de a poco sobre todo en base a experiencia acumulada. Es mucho más endeble que un conocimiento científico o burocrático técnico pero no menos atendible y creo que más verdadero.

Con relación a un intercambio anterior que tuvimos sobre mi preocupación sobre los problemas que la inflación podía generar sobre la competividad de las economías regionales le paso esta nota:

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1308037

Un abrazo.

r.-

el de adentro dijo...

Amigo r., contesto de leer sus comentarios desde estas frías tierras teutónicas. Plenamente de acuerdo con los comentarios sobre los Embajadores políticos. El tema de la inflación lo tengo menos claro, porque últimamente veo notas medio contradictorias sobre quien gana y quien pierde con la inflación.

Este post de Mariano es muy interesante:
http://blogcartonero.blogspot.com/2010/09/la-inflacion-y-la-distribucion-del.html

Y este de Rollo también:
http://blogs.lanacion.com.ar/ciencia-maldita/la-ilusion-y-el-desencanto/en-defensa-de-la-inflacion/

Anónimo dijo...

Leuco se ha vuelto un verdadero payaso. Da lástima escucharlo. A algunos periodistas la vejez los vuelve patéticos