viernes, 25 de junio de 2010

1 año ¿alcanza?

Así se fueron dando las cosas, nunca fue mi intención atacar al ISEN como institución. Mi punto central se basa en la duración. Los dos años se me hicieron eternos, principalmente porque mi percepción en su momento fue que, cortando la grasa, podríamos haber cubierto el mismo programa en menos de un año. Aclaro que la palabra importante acá es "en su momento", porque comparto plenamente las dudas de yuyo de anteayer: cuando Timerman habla de jóvenes ¿está hablando de mí, por ejemplo? Sería muy chanta criticar curricula o gestión estando tan alejados en el tiempo esos dos años de Instituto.

No se puede nivelar dos veces. O nivelás en el examen de ingreso, o nivelás en el ISEN. Si nivelás en Ingreso (mi opción preferida), entonces excluí de curricula todo lo que se supone que el ingresante tuvo que estudiar para ingresar. Borrás seis meses. Si nivelás en Instituto, entonces no se requiere que el ingresante tenga tanto conocimiento básico, por lo que el Ingreso se limita al Coloquio, el Ensayo, Cultura General, Médico y Psicológico. No me gusta tanto.

El ISEN no es una maestría. Una maestría dura dos años. Sería muy duro decir que es una tecnicatura o un curso de especialización, entonces digamos que es una línea de producción en masa de diplomáticos. No salgan por ahí repitiendo que el de adentro dice que somos todos robots. Cada uno de nosotros trae un bagaje individual e irrepetible al Instituto, y después de la jura cada uno construye una carrera que también es única y valiosa en si misma (aunque se nos ocurran muchos ejemplos en contrario, je je je). Lo que quiero decir es que entramos a la línea de ensamblaje abogados, periodistas, economistas, politólogos, paisajistas, y salimos todos diplomáticos.

La formación debe ser un proceso institucionalizado y constante. Y en buena medida ya lo es. Mi crítica a la duración del ISEN no es para nada una consideración de que hay un fracaso en la formación de los nuevos profesionales, sino que más bien al revés. Tenemos un Instituto que funciona y que es una herramienta de polex. Hace 35 años, me parece que era lógico pensar en un ISEN de dos años que permitiera realmente profesionalizar al Ministerio y generar vínculos que permitieran reforzar la nueva estructura. Ese proceso se terminó, nuestra gerontocracia actual tendrá sus defectos, pero al menos es una gerontocracia ISEN. Me parece que en los tiempos actuales es mejor mantener un curso más corto, quizá con más materias opcionales, y mantener la formación y el ámbito académico de forma más permanente - sin necesidad de "obligatoriezar" demasiadas actividades, pero sí estableciendo incentivos.

Estoy plenamente de acuerdo con varios puntos planteados por el amigo de Brutus, nominalmente:
- estima por lo académico
- conservar lugar semi-preservado del trabajo
- no convertirse en sello de goma
- importancia del momento de calma

Y finalmente, quiero agregar que también tengo corazón y guardo muchos buenos recuerdos de esos eternos dos años de ISEN. Gratísimos. Incluso vamos a morfar juntos en un par de horas, los que estamos, que somos poquitos. Es verdad lo que dicen, que en el Instituto se crean lazos que te quedan por el resto de tu carrera. La fortaleza de esos lazos no guarda relación con la duración del Ingreso.

4 comentarios:

( f. ) dijo...

Seguramente hay mil cosas para corregir, empezando por el psicológico; seguramente hay contenidos que pueden ser redundantes, currículas probablemente demasiado extensas y docentes realmente insufribles. Pero sin embargo, soy de los que lo defienden. Como dijo Mallea, el ISEN es la madre que nos parió.

[Y ojo, mi defensa no es la clásica postura de decir: "flaco, yo la sufrí y, para ser como nosotros, tenés que mamarla vos también". La defiendo porque creo en aquel lugar común de la necesidad de profesionalización del empleo público]

Por lo dicho, me siento bastante más cerca de Brutus que del de Adentro [aunque me queda la duda: ¿no serán la misma persona? ¿No será un brote esquizo del de Adentro que utiliza un alter ego, cual Tyler Durden, para contraponer(se) a sus propias ideas?] [Mmm]

el de adentro dijo...

Hay una pequeña confusión conceptual. El que defiende los dos años del ISEN no es Brutus, es Amigo de Brutus. Por lo que si es verdad lo que dice (f) y Brutus y yo somos la misma persona, quién es el amigo? O seremos los tres uno, como la santísima trinidad? Está planteada la polémica....

Anónimo dijo...

Chicos, no desesperen. BRUTUS, the one & only, soy yo! Quien se dice mi amigo se me adelantó en las opiniones a las que adhiero en su totalidad.

El de Adentro es el de adentro, diferente de aquel lugar poco honroso (según quien lo mire, jeje) en donde un recientemente afamado comentarista de futbol tendría alojado no se bien qué (jajaja, pésimo, lo sé)

En cuanto al ISEN, solo agrego que, caro blogger, basta dar uma mirada por el "hall of fame" de Directores (3er piso?) de los últimos años, y correrás raudo a hacerle un monumento a la actual gestión.

La misma guió mis dos años pero muchos amigos, como tu blogger, conocieron el yugo de gente que, felizmente, la naturaleza los tiene más cerca del arpa. Eso no me da objetividad, pero la comparación habla por sí sola. Hay mucho por mejorar, PERO TENGAMOS MEMORIAAAAAAAAA!!! jjajjaa.

Y si me dejas, me permito agregar algo que pueda sonar fútil pero creo firmemente que no lo es: durante los dos años de ISEN opera, ao meu ver, un proceso de "socialización secundaria" por el que incorporamos las reglas no escritas de la casa. Pues las hay, mal que nos pese. Y además de lo académico y formativo que nos diferencia del resto de la burocracia nepótica, aquel proceso nos impone ejercicios de tolerancia, convivencia, moderación, aprehender códigos, en fin...podría seguir pero se trata de cuestiones que en ese lapso de dos años llegan a asentarse en nuestro bagaje formativo y que, entiendo, son indispensables para sobrevivir en una comunidad tan endogámica como la nuestra. He sido testigo de transformaciones, además de la propia, que sorprenderían al más escéptico. Y positivas, por cierto, por el espíritu crítico desarrollado, cierta madurez intelectual imbuída de prudencia y moderación...Y no me parece QUE TODAS NUESTRAS PROPUESTAS puedan tener lugar en un año solo.

Bueno, en fin, ya me aburrí de mi mismo....pero para que quede claro: En los mejores casos, ingresamos como eyaculadores precoces y salimos con el aguante necesario para hacer durar el orgasmo. Me zarpé, o ayudé a aclarar??? jajaja.

Abrazos, Brutus (the authentic)

el de adentro dijo...

Brutus querido, estuve a punto de dejarme convencer por la opción de 2 años bajo el fuerte argumento de que el ISEN es bueno para el orgasmo. Pero qué se yo, sigo prefiriendo contener mi orgasmo por 1 año, no 2...

Ojo, me encanta ver que los jóvenes lo bancan a Basabe a muerte. Nuestra generación claramente no pasó por eso (en los 2 años mi promoción sufrió a Beauge y Erhart del Campo). Y lo que más me gusta es que el ISEN haya dejado de ser un reducto para gerontes cuyo Alzheimer estaba tan avanzado que ya no podían laburar en un área del Ministerio...

Pero por eso justamente opino de que el ISEN es un éxito, y reducir su duración es justamente darle el valor justo a ese éxito. Ya no necesitamos más 2 años para formar a las nuevas camadas, la cultura institucional dentro de la Cancillería ya es fuerte y podés lograr el mismo objetivo en 1 año.

El tema de la socialización de los diplomáticos da para un libro. Pero también es un proceso continuo. En mi caso todavía no terminó, y ya salí del ISEN hace más de 10 años... creo que al año ya incorporaste lo que tenés que incorporar del Instituto, y el resto lo ganás en la yeca.

Siguiendo mi respuesta a (f): todavía no usé el truco bajo de hacerme pasar por otro para animar la discusión. El día que lo haga te vas a dar cuenta porque me voy a reputear. Siguiendo la línea argumental de Brutus, "el de adentro la tiene adentro, oooo". Eso no implica que no use otros trucos bajos. Por ejemplo, me veo en minoría en esto de la duración del ISEN. Como superior jerárquico (je je je), les pedí a los becarios del ISEN a mi cargo que opinen en el bloj sobre este tema, jua jua jua jua. Eso sí, con total libertad de expresión, ¿eh?